Información sobre todos los tipos de té

Recetas de Té

En la actualidad, el Té es una bebida mundialmente conocida y consumida puesto que son innumerables sus beneficios. Por mencionarte algunos: antidiarreico, sustituto del café, adelgazante, diurético, tranquilizante, relajante, revitalizante, digestivo, estimulante del apetito, etc. El Té es una planta, cuya variedad se pueden encontrar tranquilamente en los mercados, supermercados, abastos, farmacias, tiendas naturistas, incluso en los mercados al aire libre se pueden encontrar los hojas de Té y adquirirlas directamente a los pequeños productores. Recuerda comprar las hojas de Té de cultivos de proveniencia biológica garantizando la calidad de tu bebida.

Las infusiones hechas con otros tipos de plantas como: manzanilla (Matricaria chamomilla), frutos secos, anís, cidrón, etc., se está refiriendo exactamente a las Tisanas. El Té usado de manera medicinal o simplemente como una bebida muy agradable proporciona a nuestro cuerpo innumerables beneficios.

Composición del té

El Té contiene vitaminas del complejo B. Este grupo de vitaminas son muy importantes para el buen funcionamiento de nuestro sistema nervioso y metabólico; aumentando nuestras defensas inmunitarias y revitalizando nuestro organismos; evitando la tensión nerviosa o la tensión de un músculo. Contiene Vitamina C, un antioxidante natural que se encuentra sobre todo el en Té Rojo o Negro y Té Verde

El Té es fuente de flavonoides y polifenoles, con propiedades antioxidantes ayudando a prevenir el envejecimiento prematuro y la degeneración de los tejidos del cuerpo a causa de los dañinos radicales libres; propiedades anticancerígenas, antibactéricas y antiinflamatorias. También contiene cafeína, teamina, minerales, etc.

El Té es una bebida que no contiene calorías, por lo que lo hace una bebida altamente ligera, ideal para todos aquellos que desean adelgazar o simplemente mantener una dieta baja en calorías.

El Té es una bebida que contribuye al mantenimiento de la normal temperatura del cuerpo, por lo tanto es Té como bebida está en capacidad de proporcionar a nuestro cuerpo un correcta hidratación.

Información esencial sobre los diferentes tipos de Té

El Té Verde es uno de los más difundidos a nivel mundial y reconocido por sus componentes antioxidantes, además de ser rico en clorofila y conservando de este modo la mayor cantidad posible de nutrientes.

También es reconocido por ayudar a diminuir los valores altos de colesterol y triglicéridos, protegiendo el sistema cardiovascular de nuestro organismo, al mismo tiempo, contribuye a disminuir la presión sanguínea, reduciendo de esta manera los riesgos de infartos

El Té verde es considerado un tranquilizante natural ya que ayuda a disminuir la excitación nerviosa; contribuye a mejorar la memoria y se dice que ayuda a prevenir el cáncer; es reconocido por poseer propiedades antivirales y ayuda a proteger la visión.

El Té verde contribuye a mejorar la flora bacteriana ayudando a mantener sano el aparato digestivo de nuestro organismo. El Té verde ayuda a acelerar nuestro metabolismo, ayudando a quemar las grasas rápidamente. Al tomar Té Verde se experimenta una sensación de saciedad, reduciendo así la ingesta de alimentos fuera de los horarios de las comidas diarias.

El Té Blanco al igual que el Té Verde es rico en antioxidantes, ayuda a prevenir la diabetes, posibles riesgos de infarto y se cree que contribuye a mejorar el estado de salud a las personas que padecen de cáncer.

En la elaboración del Té Blanco se utilizan las flores y los brotes más tiernos de la planta de Té: Camellia sinensis. Su proceso de oxidación es uno de los más ligeros. Este Té tiene poco contenido de cafeína, por lo tanto es utilizado como un relajante, disminuyendo tensiones nerviosas o la tensión de algún músculo.

El Té Negro es un estimulante del sistema nervioso ya que contiene teobromina, presente también en el cacao, aportando de este modo un bienestar general a todo el organismo y al mismo tiempo contribuyendo al buen funcionamiento del corazón. El Té Negro es utilizado también para combatir enfermedades como la obesidad.

En manera general, se puede decir que el Té Rojo ayuda a quemar rápidamente las grasas, contribuyendo de este modo a la perdida de peso; se dice que el Té Rojo contribuye a mejorar la digestión, ayuda a prevenir la diabetes y hace de nuestro sistema inmunológico un sistema mucha más fuerte y resistente.

El Té rojo contiene numerosos antioxidantes y minerales, que ayudan a proteger nuestro ADN reduciendo la degeneración de los tejidos y previniendo el envejecimiento prematuro a causa de los radicales libres. Es un estimulante de la actividad cognitiva y mejora increíblemente la capacidad de resistencia de los deportista, por lo que el Té Rojo es usado como un integrador alimentario, por la gran cantidad de minerales que aporta a la dieta diaria.

Como de la planta de Té, Camellia sinensis, se originan todos los tipos de Té antes mencionados, es importante añadir que las propiedades terapéuticas de la variedad de Té Verde, Té Negro y Té Rojo se presentan igualmente en la variedad de Té Amarillo y Té Azul.

El Té como bebida fría o caliente, es indudablemente una de las bebidas medicinales o refrescantes más populares a nivel mundial. Su importancia no debe ser resumida simplemente a su importancia dentro del campo de la salud, sino que se debe profundizar un poco más para así poder verdaderamente disfrutar continua y plenamente los beneficios que ofrece el Té.

Usos del Té

  1. Como mascarilla para limpiar el rostro se puede utilizar el Té contenido en una bolsita ya utilizada en la preparación de la bebida. Añade simplemente un par de cucharadas de yogur blanco, una cucharadita de miel y el contenido de la bolsita de té. Integra hasta obtener una mezcla homogénea y aplícala sobre el rostro dejándola reposar por un lapso de aproximadamente diez minutos.
  2. Si sufres de ojeras, bolsas debajo de los ojos o si tus ojos están cansados, puedes aplicar unas bolsitas de Té sobre cada ojo. Recuerda que estas bolsitas han sido ya utilizadas en las bebidas y que podrás colocar sobre tus ojos una vez que estas hayan sido previamente refrigeradas. Déjalas por cinco minutos aproximadamente y verás como la sensación de ojos cansados desaparece y las ojeras serán más claras.
  3. La mezcla de infusión de Té Rojo y las plantas utilizadas para teñir los cabellos (Henna), ayuda a reforzar el color de los cabellos, dando luminosidad, sedosidad, fuerza y sensacionales reflejos rojos a tus cabellos.
  4. El Té es un excelente fertilizante de las plantas a la vez que las ayuda a mantenerse libre de insectos y parásitos externos. Solamente deberás tener a tú disposición las hojas de Té en bolsitas que deberás romper y esparcir el contenido por todo el matero afectado por estos insectos o parásitos. Recuerda que el olor del Té es bastante penetrante, profundo que mantendrá a los insectos alejados de tus plantas.

Como haz podido ver hasta ahora, la planta de Té Camellia sinensis ofrece al ser humano múltiples beneficios tanto en el campo de la salud como aquellos alternativos. La prudencia permitirá que tú puedas gozar ampliamente de todas sus maravillas. Antes de consumir cualquier tipo de bebida recuerda que debes consultar con tu médico de confianza. Buena vida para todos.

Sabias que el Té Negro, el Té Amarillo, el Té Verde, el Té Azul, el Té Blanco, el Té Rojo, todo ellos provienen de una misma planta, la Camellia sinensis.

La Camellia sinensis o árbol del té es un árbol pequeño que llega a medir entre dos y cuatro metros de altura y sus flores pueden ser de color blanco o rosadas. Se propaga a través de las semillas. Las partes usadas para hacer el Té son las hojas y sus brotes. La forma como se procesan estas partes de la planta es lo que da origen a todas las variedades de Té que conocemos. Para decirte de una manera muy general, el Té se puede prepara utilizando como métodos la infusión y el cocimiento. La infusión es una técnica farmacéutica que se aplica a las partes de la planta que te interesan, ya sean estas fresca o secas, para obtener de ellas todos sus beneficios. De este modo, se vierte agua o leche caliente sobre las hojas o brotes de la planta de Té dejando reposar por un par de minutos. Es necesario mantener el recipiente siempre tapado. En el cocimiento se colocan las hojas o brotes de la planta de Té en un recipiente con agua y se lleva al fuego. Se deja cocinar a fuego bajo por aproximadamente quince minutos. De esta manera podrás extraer de las hojas o brotes de la planta de Té los principios activos que se utilizarán para estimular las funciones vitales del cuerpo.

Como haz visto, el Té proviene de una planta. La manera en como se utiliza hoy en día era ya conocida por pueblos muy antiguos. En este caso, la China gracias a los monjes budistas es de los pueblos más antiguos en la utilización y elaboración del Té como una bebida no solamente saludable sino como una bebida de rango social elevado y altamente espiritual.