Té de Jengibre

El jengibre es una hierba perenne que tiene su origen en la India. El tallo de esta hierba es subterráneo y se le denomina rizoma, llega a medir hasta un metro de altura. El rizoma es lo que se conoce en el mercado como raíz de jengibre. Su sabor desprende tonos picantes y al mismo tiempo dulce, la raíz de esta hierba es muy aromática.

Conociendo al Jengibre

Muy utilizado por la industria alimentaria, en medicina natural  y en el campo gastronómico,  forma parte de innumerables recetas y con el jengibre se pueden elaborar platos dulces y salados.

Con la raíz del jengibre se logra realzar el sabor de platos exóticos, extravagantes, los cuales tienen una base de elaboración usando mariscos, peces del mar  y también en la preparación de diversos platos a base de carnes blancas y rojas. Cuando se utiliza el jengibre se puede usar rallado fresco, seco, en polvo o en una base preparada en forma de una pasta untosa de color verdoso.

El jengibre además de los múltiples atributos dentro del campo culinario, es también utilizado por sus características y propiedades medicinales muy peculiares, es así como se suele escuchar que el jengibre ayuda y contribuye al buen funcionamiento del aparato digestivo y respiratorio.

Beneficios y Propiedades del Jengibre

Dentro del mundo de la salud, es decir, el campo de la medicina, se puede encontrar dentro de los muchos beneficios terapéuticos reconocidos a este tubérculo, se encuentra usualmente utilizado  en la elaboración de los conocidos caramelos de jengibre, estos están diseñados para  ayudar a aliviar las náuseas provocadas por el  mareo al momento de realizar viajes ya sea en carro, autobuses, trenes, cruceros.

Si acostumbras a realizar frecuentes viajes en  avión, estos caramelos de jengibre pueden ayudarte muchísimo.

Con el jengibre se preparan infusiones,  estas son utilizadas para aliviar dolores de estómago, indigestiones causadas por la ingesta de comidas grasas, fuera de hora, comida rápida, diarreas causadas por problemas estomacales. De esta manera la infusión de jengibre mejora la digestión ayudando al buen funcionamiento de nuestro aparato digestivo. Reduce la flatulencia o cólicos, y los problemas de los ovarios gracias  a sus propiedades antiespasmódicas etc.

Al jengibre se le atribuyen  otras propiedades analgésicas, antiinflamatorias, antisépticas, puede ser utilizado en los casos de dolor de muela. Ayuda a prevenir y reducir los dolores de cabeza. En casos de gripes, tos, ronquera, sinusitis, asma, dolor de garganta, infecciones de las amígdalas, etc., es considerado un gran aliado para combatir todos estos problemas de salud.

El jengibre es fuente de vitaminas, minerales, y en menor proporción grasas y proteínas. Entre las vitaminas que se encuentran en el jengibre encontramos, Vitamina EVitamina C , Vitamina B6, Vitamina B9. El jengibre ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro, ya que posee antioxidantes.

El jengibre es utilizado para las dietas en los cuales se necesita perder peso, utilizando el jengibre se logra adelgazar en forma más rápida. Realiza un té de jengibre y añade un poco del jugo de medio limón, endulza con miel de naranjo. Toma esta infusión en ayunas y durante el día permite quemar las grasas de tu cuerpo. Recuerda siempre estar supervisado por tu medico de confianza.

En la cocina el té con raíz de jengibre es reina

El Jengibre por ser uno de los aderezos más intensos es utilizado en la cocina. Si lo rallas cuando el jengibre es aún fresco, puedes incluir un poquito a las ensaladas sin temor alguno.

Rallando un poco de jengibre fresco y agregándole una pizca de pimienta podrás adobar las carnes blancas: pescado y pollo, lograrás dar un toque explosivo, será un poco picante y al mismo tiempo agridulce. No te arrepentirás de su sabor.

Las galletas de navidad están hechas en su gran mayoría con toques de Jengibre, estas son parte de las tradicionales fiestas navideñas.

Si tú o alguna persona cercana a ti sufre de mal aliento, comiendo unas cuantas rodajitas de jengibre al día podrá mejorar sensiblemente la penosa situación de sufrir de mal aliento.

Esto se lo deberá a la  propiedad antibactérica propia del jengibre.

Recuerda el uso prudente de todas las cosas permite disfrutar al máximo de los beneficios.

Té de jengibre aromatizada con clavos de olor

Necesitarás para este Té de jengibre los siguientes ingredientes y materiales:

  • Taza de porcelana
  • Cacerola en acero inoxidable
  • Agua natural, limpia, fresca, doscientos cincuenta mililitros aproximadamente
  • Jengibre rayado, un pedazo de la raíz
  • Una cucharada de jugo de limón
  • Tres o cuatro clavos de olor
  • Endulzantes naturales: miel de naranjo. Trata de no consumir azúcar refinada blanca no es recomendada para la salud

Lava bien la raíz del jengibre, toma un trozo de esta, quita toda la piel que la recubre y rállala,  el sabor intenso lo podrás lograr agregando mayor  cantidad. Depende sólo de tu gusto.

Coloca los doscientos cincuenta mililitros de agua en una cacerola en acero inoxidable, llévala a juego medio hasta que este a punto de romper en hervor, apaga y retira del fuego. Coloca el jengibre rayado y los tres o cuatro clavos de olor, cubre inmediatamente con una tapa y déjalo reposar por espacio de cinco minutos.

Al momento de servir, asegúrate de retirar sólo los clavos de olor cuando aún está tibio el líquido, vierte en una taza de porcelana, a continuación agrega la cucharada de jugo de limón y el endulzante, en este caso sería la miel de naranjo. Mueve preferiblemente suavemente con una cucharita de madera.

Deberás consumirla tibia, así podrás en caso de refriado aprovechar todas sus propiedades antibactéricas. Si estás muy bien de salud puedes tomarla para relajarte un poco y si estás en compañía podrás disfrutar igualmente de ella.

Como el jengibre es una raíz, asegúrate que al momento de adquirirla te garanticen que el origen de la producción sea biológica. Podrás adquirir este producto culinario en mercados étnicos, supermercados, mercados populares, lo importante es que este producto sea siempre bien cuidado dentro de nuestra cocina, consérvar en un lugar fresco, seco, limpio. Así conservarás adecuadamente todas sus propiedades y podrás disfrutar posteriormente de sus beneficios.

Por último, recuerda siempre que toda bebida antes de ser consumida debe ser consultada con el médico de confianza sólo él podrá garantizar verdaderamente cuándo podrás hacer uso de ella.