Té de Menta

Con la Menta se pueden preparar: infusiones, cocimientos y bebedizos, utilizando para esto las hojas y las ramas, prácticamente toda la planta de la Menta es aprovechable.

La Menta desde la antigüedad a sido una hierba muy conocida, los pueblos más antiguos e incluso las grandes ciudades de hoy se refieren y usan la menta para perfumar sus cocinas, sus baños y habitaciones, su olor es verdaderamente relajante. Los abuelos usaban la Menta para dar olor a sus cuerpos, y en la cocina caribeña se usa como un acompañante fabuloso de los mariscos que al final resulta ser un excelente afrodisíaco.

La Menta a través del tiempo

La Menta, Mentha piperita es una hierba perenne de la familia de las lamiaceae, es conocida igualmente en muchas regiones del sur de la América con el nombre de Hierba Buena o Toronjil, esta puede llegar a alcanzar medio metro de altura. Posee flores de color purpura o blancas, las cuales se encuentran dispuestas en  espigas terminales, muchas de las veces sus flores no pueden ser observadas.

¿Sabes cómo podrías reconocer una menta? Te explico, podrías distinguir fácilmente esta planta de otras por dos principales características: posee las hojas con los bordes dentados, es decir, en forma de sierra, y al tocar sus hojas y romperlas un poco rápidamente estas impregnarán tus dedos con un fuerte y agradable olor a menta.

Propiedades y beneficios del té de menta

La Menta es una hierba aromática, pero no es sólo eso, es una hierba utilizada en muchas formas, por ejemplo, los chiclets de Menta son excelentes para tratar el mal aliento y para dejar de fumar, puedes creer que con estas características la Menta se puede utilizar como una maravillosa bebida que llega a sustituir el café.

La Menta es utilizada como un tranquilizante, sedante, y cuando tienes ese fastidioso dolor de garganta con un buen cocimiento de estas hojas podrás hacer gargarismos los cuales aliviarán estos síntomas.

Sabes, cuando tengas la famosa irritación ocasionada por una de esas gripes o resfriados de temporada unos buenos caramelos hechos con estas hojas son buenísimos para aliviar esa sensación tan desagradable. Puedes encontrar estos caramelos hechos por los naturistas y vendidos en sus tiendas, aprovecha ya que son hechos de una manera siempre muy sana debido a sus costumbres con respecto a la alimentación.

La Menta es muy buena como antiespasmódica expulsando y evitando al mismo tiempo la formación de gases, los combate realmente, eliminando de raíz los dolores estomacales. Es altamente digestiva esta hierba, un buen té después de las comidas te ayudará al momento de la digestión.

La Vitamina A y la Vitamina C forman parte de los componentes de la Menta, con el té hecho con las hojas de Menta podrás ayudar a tu sistema inmunitario, fortaleciéndolo. Así podrás evitar los refriados y las infecciones en las heridas de la piel.

Es usada muchísimo en infusión para poder tranquilizar a las personas que presentan un estado nervioso bastante alterado.

Mejora la circulación y es también utilizada para aliviar los dolores de cabeza.

En la cosmética la espuma para poder mantener la barba en buen estado usa la Menta para que con sus propiedades brinde a la piel del rostro un aspecto bello, saludable y suavemente perfumado. Los baños espumosos también usan a esta hierba para poder incluir su delicado aroma dentro del baño placentero y refrescante.

Los talcos perfumados para los pies usan la Menta para extraer de ella no sólo su inconfundible y delicioso olor sino que también usa sus propiedades antiinflamatorias y antivirales para eliminar todo tipo de malestar al pie.

Para los días de extremo calor, usa agua de soda y coloca un dedo de jalea de menta todo dentro de un vaso, después añade hielo al gusto. Resultado final, adiós calor y viva el verano.

Receta fácil para hacer un té de menta paso a paso

Para realizar tu té frío de menta y naranja necesitarás:

  • Medio litro de agua fresca, limpia
  • Tres  de ramitas de Menta
  • El jugo de tres naranjas
  • Florecitas de naranjo
  • Una jarra de vidrio
  • Endulzantes naturales: miel de flores de naranjo. Evita el usar azúcar  blanca, es muy procesada y refinada y por lo tanto nos es muy saludable.
  • Cubitos de hielo hechos con menta.

Vierte en la jarra de vidrio el medio litro de agua, agrega el jugo de las tres naranjas y coloca las tres ramitas de menta, recuerda que para esto deberás lavar muy bien la menta, las hojas no deben tener ninguna mancha marrón o negra, ya que esto es un fuerte indicativo que no es fresca, además, las hojas no deberán tener manchas blancas ya que esto podría indicar que la planta de la cual provienen estas hojas no goza de buena salud.

Deja reposar esta bebida por media hora en la nevera y sólo saca hasta que esté bien fría.

Cuando ya esté bien fría podrás agregar la miel de flores naranjo y mezclar cuidadosamente, así lograrás integrarla muy bien a esta bebida.

Al momento de servirla agrega a la jarra una buena cantidad de cubitos de hielos hechos con infusión de hojas de Menta, estos darán a tu té frío una color verde muy hermoso y aportarán al mismo tiempo fuerza y acento al sabor de la menta en este té frío.

Cuando dispongas los vasos y sirvas para ofrecerlo a las personas que te rodea integra para adornar dos florecitas de naranjo por cada vaso servido. Buena bebida.

Para Hacer los cubitos de hielo con infusión de hojas de menta, sólo deberás colocar unos trescientos mililitros de agua y unas tres ramas de Menta en una cacerola de acero inoxidable y llevar al fuego medio por diez minutos aproximadamente, así obtendrás una buena infusión, con todo su color, olor y sabor.

Apaga después de transcurrido el tiempo y vierte el contenido en un molde para hacer cubos de hielo, llévalo al congelador hasta que estén duros y saca cuando estés ya listo para servir la bebida, el té frío de menta que te acabo de enseñar. Buena bebida.