Té Verde

El Té Verde es altamente solicitado por todos aquellos amantes de la juventud eterna, sí, esta bebida ayuda a mantener la piel en óptimo estado, esto quiere decir, una piel radiante. Posee propiedades antioxidantes. Bebida de la eterna juventud? No, sólo te ayudará a mantener la piel en condición sana y bella por más tiempo.

Conociendo el Té Verde

El Té Verde es uno de los nombres de Té más conocidos a nivel mundial, su vivido color verde hacen de este un imborrable recuerdo de vivido color, de inquieto olor y de sabor muy pero muy particular. Evidentemente lo expuesto anteriormente es la sensación que experimentará aquel que bebe por primera vez esta bebida.

El Té Verde es una variante por así decirlo de la planta de Té Camellia sinensis, su llamativo color verde se debe al poco proceso de oxidación al que es sometido, a través de este proceso se logra que la hoja del Té Verde pueda conservar toda esa clorofila, y por lo tanto, mantener esa capacidad para poder ser usado no sólo como una de las bebidas más populares a nivel mundial,  sino que  y al mismo tiempo se le aproveche por sus propiedades curativas.

Te preguntarás a qué se refiere este proceso de oxidación de las hojas de la Camellia sinensis, es muy fácil y para nada complicado, se recogen las hojas frescas de esta planta y se les coloca al sol por un par de horas solamente cuidando de no dañar su forma y color, ya que es de mucha importancia que esta hoja no pierda la clorofila, garantizando así su peculiar olor, color y sabor.

Es importante después de esto llevar a las hojas y someterlas a la extracción del agua para evitar que al almacenarlas por largos períodos éstas se pudran. También es importante saber que el Té verde originario de la China tiene sus múltiples variedades dentro del mismo país de origen; esto se debe a que cada región por lo general tiene su propio método de obtención y conservación del Té verde.

Indudablemente el Té Verde es un generador de salud, por así decirlo, una bebida capaz de proporcionar gusto al paladar y salud al organismo humano.

Usos Y beneficios del Té Verde

Te sorprenderá grandemente cuan noble es la bebida de Té Verde. Todo lo que tienes que hacer para aprovechar sus beneficios es ser prudente al usar este Té. Es necesario que antes de aprovecharlo y usarlo consultes con tu medico de confianza, recuerda que los beneficios de cada cosa se pueden obtener sólo con el uso correcto.

Es muy conocido porque ayuda a disminuir los valores altos de colesterol y triglicéridos, es así como se logra mantener el sistema cardiovascular de nuestro organismo en condiciones sanas, de la misma manera, se logra disminuir la presión sanguínea, reduciendo así los riesgos de infartos.

Es considerado el Té Verde un tranquilizante natural, ayuda a disminuir la excitación nerviosa; es decir, todos esos estados de nervio, ansia, inquietud, etc. La memoria encuentra en el Té Verde un verdadero aliado, y con respecto a la terrible enfermedad:  el cancer. Los estudios de laboratorio se inclinan hacia la posibilidad del beneficio del Té Verde sobre esta monstruosa enfermedad.

Debido a sus  propiedades antivirales, este Té ayuda a prevenir enfermedades de origen infecciosos. Estimula el sistema inmunológico, ayudando a que los valores de este se encuentren siempre nivelados y así contar con un sistema que pueda defender al cuerpo humano de ataques de gripes o resfriados comunes, infecciones, alergias, etc.

La flora bacteriana se ve beneficiada con el Té Verde contribuyendo a mejorar y  mantener sano el aparato digestivo de nuestro cuerpo. El Té verde también ayuda a acelerar el metabolismo, de esta manera se puede indudablemente quemar las grasas rápidamente, ideal en los momentos de dietas para bajar de peso. Con la ingesta de Té Verde se experimenta una sensación de saciedad, llenura, logrando así reducirse los malos hábitos alimenticios como la ingesta de alimentos chatarras y alimentos fuera del  horario de las comidas diarias.

Cosmética y Té Verde

Las maravillas del Té Verde no sólo se limitan al campo de la salud. El uso del Té Verde en el campo de la cosmética es muy conocido, ya que es utilizado para realizar mascarillas caseras para la limpieza del rostro mezclando unas cucharadas de yogur natural y una cucharadita de miel a la cual le añadirás una bolsita de Té Verde que ya hayas utilizado en la preparación de una bebida. Uniendo todos estos ingredientes, luego  deberás colocarlo en el rostro. Masajea suavemente y déjala reposar por aproximadamente cinco minutos. Retira la mascarilla de Té Verde con abundante agua tibia. La piel del rostro lucirá mucho más brillante, suave y humectada.

De la misma manera el mercado de la cosmética hace uso del Té Verde para realizar protectores solares, jabones, baños espumosos, shampoo ya  que es muy conocidos por sus beneficios ayudando a prevenir la caída del cabellos ayudando al cuero cabelludo, piel del rostro y cuerpo manteniéndolo libre de infecciones.

Variedades de té verde

Casi todo el té que se cultiva en Japón es té verde. Se produce una gran variedad de té verde, diferenciado por factores tales como los métodos de cultivo, el momento de la cosecha de las hojas y los métodos de procesamiento. Las hojas de té verde crudo recién recogidas se cuecen al vapor y se tostan para detener la fermentación. El té verde es una parte muy famliar de la vida cotidiana en Japón, lo que lo convierte en el tipo de té más popular consumido por los japoneses. Las hojas de té crudo comienzan a fermentar tan pronto como son recogidas debido a la acción de las enzimas oxidantes. Sin embargo, mediante la aplicación de un tratamiento térmico – vaporización y tostado – cuando las hojas están en estado fresco, el té verde se convierte en un té no fermentado al detener la acción oxidante de las enzimas en las hojas crudas.

Sencha

El Sencha es la variedad de té verde que más se bebe y que más se conoce. Se elabora según los métodos de procesamiento más comunes, en los que las hojas se cuecen al vapor y se enrollan para producir el té crudo.

Fukamushi Sencha

El té verde que ha sido cocido al vapor aproximadamente el doble de tiempo que el Sencha regular se llama Fukamushi Sencha o Fukamushi Ryokucha. Fukamushi significa «cocido al vapor durante mucho tiempo». Como las hojas han sido expuestas completamente al calor del vapor, se vuelven polvorientas y el té adquiere un sabor más fuerte y un color verde más oscuro. No tiene un olor «herbáceo» o astringente. Como las hojas han sido vaporizadas durante mucho tiempo, se vuelven más finas y el té hecho de estas hojas tiene un alto contenido de hojas. En consecuencia, una característica única de Fukamushi Sencha es que muchos componentes activos del té pueden ser absorbidos por el cuerpo aunque no se disuelvan en agua.

Gyokuro

Los arbustos de Gyokuro se cubren con tela o pantalla de caña (cultivo cubierto) aproximadamente 20 días antes de la recolección. Al limitar la cantidad de luz que llega a los nuevos brotes mientras están creciendo, se suprime la generación de catequinas de los aminoácidos (teanina), lo que resulta en una menor astringencia y un rico sabor. Un aroma, similar al del alga nori, es una de las características únicas del Gyokuro. El Kabusecha es otro tipo de té verde que se cultiva de forma similar utilizando el cultivo cubierto, sin embargo, el Kabusecha se cubre durante un período más corto que el Gyokuro – aproximadamente una semana antes de la recolección.

Kabusecha

Durante aproximadamente una semana antes de la cosecha, los arbustos de Kabusecha tienen una pantalla de junco o tela colocada sobre ellos para bloquear la mayor parte de la luz solar. Esto permite que los nuevos brotes de hojas crezcan sin luz solar, dando al té un color verde más oscuro, un sabor más fuerte y una menor astringencia que el Sencha. El Gyokuro es otro tipo de té verde que se cultiva de forma similar utilizando el cultivo cubierto, sin embargo, el Gyokuro se cubre durante un período más largo que el Kabusecha – aproximadamente 20 días antes de la cosecha.

Receta de Té Verde facil paso a paso

Si sientes el típico malestar del resfriado común, nada mejor que una bebida caliente realizada con Té Verde. Recuerda siempre que antes de consumir cualquier tipo de alimento o bebida debes consultar con tu médico de confianza.

Necesitarás para esta bebida 500 mililitros de agua natural, una cucharadita de Té Verde si lo tienes en hojas, pero si tienes Té Verde en bolsitas especiales para Té deberás usar sólo una. Para colocarle un poquito de gusto es recomendable que uses miel. Si te gusta la canela con una pizca que coloques le darás un toque de aroma muy especial.

En una cacerola coloca los 500 ml de agua y si te gusta la canela es el momento de aromatizar tu agua. Llévala al fuego hasta que rompa el hervor. En una taza coloca la bolsita de Té Verde o las hojas. Añade el agua caliente y tapa inmediatamente. Deja reposar por aproximadamente cinco minutos. Al momento de disfrutar de la bebida, retira las hojas o la bolsita de Té verde y añade la miel. Buena salud.